lunes, 21 de enero de 2013

Día 45,46, 47... Muchos días.

Si, muchos días y es que la semanita ha sido intensa fundamentalmente por trabajo y otras historias que me dejaban con pocas o más bien ningunas ganas de escribir. Pero comienza otra semana y vamos al lío. 

Hoy he estado en el dentista, segunda visita. Hoy ha sido más dura, más dolorosa.
Mientras estaba sentada en ese sillón del demonio, yo solita me daba cuenta como me tensaba, el cuerpo, la posición de los pies, los brazos y ha habido un momento en que me he dicho...confía, confía en él, sabe lo que hace...y reconozco que por un momento me ha servido, pero me ha durado poco.

Y es que la confianza no se gana en una visita.

Hasta mañana (lo prometo) ✿◠‿◠.

2 comentarios:

  1. No te preocupes que a veces hasta es bueno estar tan ocupada (nos evita hacer alguna que otra "trastada" mental por ejemplo :P)
    Del dentista no digo nada, porque también he pasado lo mío entre "sus garras" jajaja ;)

    Un besito y mucho ánimo que ya quedara menos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tienes toda la razón. Mente ocupada, mente buena, jajaja.

      Ayyyy si, ya queda menos...

      Un besazo mi mosquetera.

      Eliminar

✎✏✐

| Top ↑ |